El examen de Cambridge es uno de los más prestigiosos y populares del mundo para certificar tu nivel de inglés.

La Universidad de Cambridge lleva más de un siglo evaluando los conocimientos de inglés de los hablantes no nativos. ¡Y cada año se presentan a sus exámenes más de cinco millones de personas!

examen de Cambridge

¿Por qué es útil un certificado de inglés de Cambridge?

 

Si quieres estudiar en la universidad de algún país de habla inglesa, es requisito indispensable certificar tu nivel de la lengua.

Además, desde que se introdujo el Plan Bolonia en las universidades, necesitas tener el PET (equivalente a B1) para obtener tu título de grado.

En muchas empresas nacionales y extranjeras te pedirán también que demuestres tus conocimientos de inglés con algún diploma.

Piensa que antes de llegar a la entrevista personal lo que saben de ti es lo que aparece en tu CV y los departamentos de selección están hartos de leer “nivel alto de inglés” y que no sea cierto. Dale un plus a tu currículum con el certificado oficial de Cambridge.

 

Datos prácticos del examen de Cambridge

 

Los distintos certificados de nivel que puedes obtener con el examen de Cambridge son:

  • A2 Key, anteriormente llamado Key English Test (KET).
  • B1 Preliminary, anteriormente Preliminary English Test (PET).
  • B2 First, anteriormente First Certificate in English (FCE).
  • C1 Advanced, anteriormente Certificate in Advanced English (CAE).
  • C2 Proficiency, anteriormente Certificate in Proficiency English (CPE).

niveles Cambridge

Cada uno de ellos evalúa las cuatro competencias lingüísticas del inglés: comprensión lectora (Reading), comprensión auditiva (Listening), expresión escrita (Writing) y expresión oral (Speaking).

No es necesario que apruebes todas las partes del examen. Cada una tiene un valor ponderado y se suma al resto, por lo que puedes compensar una con otra.

Para examinarte debes inscribirte en un centro oficial (hay más de 500 en España). También tendrá que pagar las tasas del examen, que oscilan entre los 100€ y los 230€, en función del nivel al que te presentes.

Si haces el examen en papel, tendrás los resultados pasadas entre cuatro y seis semanas. El tiempo de espera se reduce a dos semanas si lo haces por ordenador.

Una ventaja de los certificados de Cambridge es que no caducan con el tiempo, por lo que no tendrás que repetir el examen para certificar tu nivel. Esto pasa, por ejemplo, con exámenes como IELTS o TOEFL, que cuentan con una validez de 2 años.

 

Cómo preparar el examen de Cambridge

 

Como ya hemos mencionado, el examen de Cambridge se divide en cuatro partes que corresponde a las cuatro destrezas del idioma.

Deberás preparar cada una de ellas en función del nivel del que te evalúes, porque cada uno tiene sus particularidades en cuanto al número de preguntas, el formato y el tiempo del que dispones.

Tienes toda la información detallada de cada examen en su web oficial.

estudiar inglés

Una forma muy efectiva de prepararte para el examen, es realizando tests de años anteriores. Así te familiarizarás con el tipo de preguntas que debes contestar.

Además, existen numerosos libros preparatorios y también recursos gratuitos. En su plataforma Cambridge para ti puedes encontrar juegos, vídeos y actividades que te ayudarán a mejorar tu nivel de inglés.

Y si tienes dudas o quieres relacionarte con otros estudiantes de Cambridge, puedes hacerlo a través de su perfil de Facebook.

De todas formas, no cabe duda de que la mejor forma de aprender inglés y estar preparado para los exámenes de Cambridge es haciendo un curso en el extranjero.

 

Consejos para tu preparación

 

Si no quieres apuntarte a ninguna academia, puedes preparar el examen de Cambridge por tu cuenta. Eso sí, necesitarás ser muy organizado y tener fuerza de voluntad.

examen de cambridge certificate

Con los recursos gratuitos que te ofrecen en su web, podrás estudiar a tu ritmo y prepararte para el examen. ¿Consejos que podemos darte?

  • Hazte un calendario de estudio. Planifica bien qué vas a estudiar y cuánto tiempo le vas a dedicar.
  • Practica el inglés siempre que puedas, ya sea leyendo, viendo películas o hablando con personas de habla inglesa.
  • Si estudias por tu cuenta no tendrás feedback de ningún profesor, por lo que partes como el writing te serán más difíciles de mejorar. Puedes usar la herramienta gratuita y oficial de Cambridge, Write & Improve, para compensar este problema. Ahí puedes mandar tus redacciones para que te las corrijan y te den consejos y recomendaciones.

Pero sobre todo, sé constante. El aprendizaje de un idioma requiere tiempo, paciencia y trabajo. ¡No te desanimes y ve a por ello!