Razones para viajar hay muchas, ni que decir la cantidad de lugares que descubrir, en este caso, te daremos siete motivos por los que viajar a Irlanda, una invitación a vivir la naturaleza desde cerca, un destino ideal para aprender inglés, y, como solo sucede en los mejores lugares, un país que invita a relajarse.

Caminos secretos, pequeños puertos pesqueros, cruces celtas que se pierden entre arboledas de campos esmeralda. Irlanda nació para aquellos que saben disfrutar de la naturaleza.

7. Perderse por los caminos que conducen los acantilados

Sí de algo tiene que presumir Irlanda, es de sus paisajes. El océano Atlántico ha levantado, con el paso de los años, grandes acantilados. Hoy son uno de los puntos de interés turistico de la isla. Los acantilados más altos son los de Slieve League en Donegal, pero sin duda los más conocidos son los de Moher que se alzan imperiales ante las llanuras verdes. Al viajar a Irlanda uno tiene la sensación de que sus habitantes han sabido compaginar el turismo con sus espacios naturales, respetando siempre el medio ambiente. Existen cientos de rutas que invitan a recorrer los acantilados, todas eso sí, en sintonía con el paisaje. La ruta de Moher exige un buen calzado y estar exento de cualquier vértigo debido a que sus cortados superan los 214 metros de altura durante más de 8 km de distancia. Visistar los grandes acantilados de Irlanda es una de las excursiones de nuestros programas de verano en Irlanda, y una de las más recomendadas para cualquier trepidante aventurero.

6. Descubrir la tierra de los castillos

Viajar a Irlanda siempre es un placer, sus construcciones pueden llegar a alcanzar cientos y cientos de años. Actualmente puede presumir por tener más de 350 castillos conservados y abiertos al visitante. Durante años el gobierno ha insistido en políticas que han permitido la restauración y la mejora de las instalaciones de los mismos, siendo hoy en día un motivo de atractivo para su visita. Lo que diferencias los grandes castillos de Irlanda es su ubicación y el hermoso entorno por el que están rodeados. A veces, incluso camuflados por el verde es difícil encontrarlos. El castillo de Kilkenny por ejemplo es uno de los más visitados en Irlanda y en toda Europa. Algunos de los estudiantes de inglés en Irlanda nos comentan que es uno de los castillos más impresionantes con los que se han encontrado.

5. Vivir San Patricio

Sí de algo tiene que presumir Irlanda, es de sus paisajes. El océano Atlántico ha levantado, con el paso de los años, grandes acantilados. Hoy son uno de los puntos de interés turistico de la isla. Los acantilados más altos son los de Slieve League en Donegal, pero sin duda los más conocidos son los de Moher que se alzan imperiales ante las llanuras verdes. Al viajar a Irlanda uno tiene la sensación de que sus habitantes han sabido compaginar el turismo con sus espacios naturales, respetando siempre el medio ambiente. Existen cientos de rutas que invitan a recorrer los acantilados, todas eso sí, en sintonía con el paisaje. La ruta de Moher exige un buen calzado y estar exento de cualquier vértigo debido a que sus cortados superan los 214 metros de altura durante más de 8 km de distancia. Visistar los grandes acantilados de Irlanda es una de las excursiones de nuestros programas de verano en Irlanda, y una de las más recomendadas para cualquier trepidante aventurero.

4. La música irlandesa es un sello cultural conocido en todo el mundo.

Viajar a Irlanda es escuchar, el sonido de la naturaleza, de los arboles, los campos y el mar. Los sonidos de la naturaleza también son sinónimo de folclore, tradición, de lo popular y lo vivo. La música tradicional irlandesa suena en cada uno de sus rincones, para escucharla, vasta con acercarse alguno de los pubs que programan cada día conciertos en vivo. El público es respetuoso y guarda silencio cada vez que se entona la primera melodía celebrada por los músicos.

Es un país donde la música popular a dado paso a grandes bandas de pop que actualmente son conocidas en todas partes del mundo, como es el caso de : U2, The Cranberries, Enya o The Corrs.

3. Sus praderas verdes

En una aventura como esta, preparar el equipaje es sencillo, el primer objeto, un sombrero, el segundo un buen calzado. El clima no es fiel ayudante, pero sin él, sería imposible conocer los verdes campos de su horizonte. Todo lo que podamos escribir se queda corto, el símbolo del país es un trébol, y, es verdad, que sus campos se encuentran verdes todo el año. El clima permite que la vegetación crezca de forma exuberante, las carreteras dibujan maravillosas lineas entre los campos de pastos, donde ovejas y vacas disfrutan a su antojo en libertad. Desde cada pequeño rincón puedes encontrar pequeñas sendas que te invitan a caminar por los senderos. Pasear es un verdadero disfrute y una de las razones imprescidible por las que viajar a Irlanda.

2. Viajar a Irlanda para conocer la historia y su cultura

“Estamos en nuestra Torre y estoy escribiendo poesía como siempre hago aquí, y como ocurre siempre antes de terminar se convierte en poesía de amor” escribía sobre Irlanda W.B. Yeats. La tradición artística irlandesa es enorme, su capital; Dublin, es mundialmente conocida gracias al escritor James Joyce. Los antepasados irlandes tienen influencia romana y druida, pero ante todo, de forma directa proceden de los celtas. Los estudiantes de inglés en Irlanda, podrán sumergirse bajo las tradiciones históricas, un pasado que todavía vivo, atrae cada año a más y más visitantes.

1. Aprender inglés en Irlanda

Al contrario que otras urbes de Europa, las metrópolis irlandesas son un breve acompañante más del entorno, pequeñas, de gran belleza arquitectónica y repletas de cultura. Sí juntamos el valor cultural de este país con la simpatía de sus habitantes encontramos un ambiente perfecto en el que perfeccionar un idioma. Estudiar inglés en Irlanda es cada vez más demandado por las grandes facilidades que ofrece a los estudiantes.

En Irlanda vas a tener buena compañía. Para empezar. Algunos programas de verano ofrecen la convivencia con una familia de acogida. Estudiar inglés  con una familia nativa en alguno de los pueblos de Irlanda es ideal para los estudiantes que quieran aprender inglés de una forma segura y correcta. Los cursos de inglés en Irlanda motivan la puesta en práctica del lenguaje. Conversar, leer, dentro y fuera de la inmersión familiar permiten mejorar el nivel de inglés en un entorno inmejorable.

 

 

 

 

 

 

Razones para viajar hay muchas, ni que decir la cantidad de lugares que descubrir, en este caso, te daremos siete motivos por los que viajar a Irlanda, una invitación a vivir la naturaleza desde cerca, un destino ideal para aprender inglés, y, como solo sucede en los mejores lugares, un país que invita a relajarse.

Caminos secretos, pequeños puertos pesqueros, cruces celtas que se pierden entre arboledas de campos esmeralda. Irlanda nació para aquellos que saben disfrutar de la naturaleza.

7. Perderse por los caminos que conducen los acantilados

Sí de algo tiene que presumir Irlanda, es de sus paisajes. El océano Atlántico ha levantado, con el paso de los años, grandes acantilados. Hoy son uno de los puntos de interés turistico de la isla. Los acantilados más altos son los de Slieve League en Donegal, pero sin duda los más conocidos son los de Moher que se alzan imperiales ante las llanuras verdes. Al viajar a Irlanda uno tiene la sensación de que sus habitantes han sabido compaginar el turismo con sus espacios naturales, respetando siempre el medio ambiente. Existen cientos de rutas que invitan a recorrer los acantilados, todas eso sí, en sintonía con el paisaje. La ruta de Moher exige un buen calzado y estar exento de cualquier vértigo debido a que sus cortados superan los 214 metros de altura durante más de 8 km de distancia. Visistar los grandes acantilados de Irlanda es una de las excursiones de nuestros programas de verano en Irlanda, y una de las más recomendadas para cualquier trepidante aventurero.

viajar a Irlanda

6. Descubrir la tierra de los castillos.

Viajar a Irlanda siempre es un placer, sus construcciones pueden llegar a alcanzar cientos y cientos de años. Actualmente puede presumir por tener más de 350 castillos conservados y abiertos al visitante. Durante años el gobierno ha insistido en políticas que han permitido la restauración y la mejora de las instalaciones de los mismos, siendo hoy en día un motivo de atractivo para su visita. Lo que diferencias los grandes castillos de Irlanda es su ubicación y el hermoso entorno por el que están rodeados. A veces,  incluso camuflados por el verde es difícil encontrarlos. El castillo de Kilkenny por ejemplo es uno de los más visitados en Irlanda y en toda Europa. Algunos de los estudiantes de inglés en Irlanda nos comentan que es uno de los castillos más impresionantes con los que se han encontrado.

Estudiar en Irlanda

5. Vivir San Patricio

Cada 17 de Marzo se celebra en Irlanda el St Patrick´s Day en honor al patrón San Patricio, durante todo el día, desfiles, conciertos y actividades inundan las calles de las ciudades irlandesas, es una fiesta de interés nacional. Viajar a Irlanda en esta fecha puede resultar algo fastidioso ya que las reservas se disparan, en Dublin asistieron más de medio millón de personal al desfile del último año. En el pasado, la celebración era un acto religioso pero con el tiempo se ha transformado en una fiesta a nivel internacional que busca conmemorar los valores de Irlanda, su creatividad, su tradición y sus raíces a lo largo de todo el mundo.

Estudiar en Irlanda

4. La música irlandesa es un sello cultural conocido en todo el mundo.

Viajar a Irlanda es escuchar, el sonido de la naturaleza, de los arboles, los campos y el mar. Los sonidos de la naturaleza también son sinónimo de folclore, tradición, de lo popular y lo vivo. La música tradicional irlandesa suena en cada uno de sus rincones, para escucharla, vasta con acercarse alguno de los pubs que programan cada día conciertos en vivo. El público es respetuoso y guarda silencio cada vez que se entona la primera melodía celebrada por los músicos.

Es un país donde la música popular a dado paso a grandes bandas de pop que actualmente son conocidas en todas partes del mundo, como es el caso de : U2, The Cranberries, Enya o The Corrs.

Viajar a Irlanda

3. Sus praderas verdes

En una aventura como esta, preparar el equipaje es sencillo, el primer objeto, un sombrero, el segundo un buen calzado. El clima no es fiel ayudante, pero sin él, sería imposible conocer los verdes campos de su horizonte. Todo lo que podamos escribir se queda corto, el símbolo del país es un trébol, y, es verdad, que sus campos se encuentran verdes todo el año. El clima permite que la vegetación crezca de forma exuberante, las carreteras dibujan maravillosas lineas entre los campos de pastos, donde ovejas y vacas disfrutan a su antojo en libertad. Desde cada pequeño rincón puedes encontrar pequeñas sendas que te invitan a caminar por los senderos. Pasear es un verdadero disfrute y una de las razones imprescidible por las que viajar a Irlanda.

“Irlanda es un país que se despierta cada día encima de un manto verde”

Estudiar en Irlanda

2. Viajar a Irlanda para conocer la historia y su cultura

«Estamos en nuestra Torre y estoy escribiendo poesía como siempre hago aquí, y como ocurre siempre antes de terminar se convierte en poesía de amor» escribía sobre Irlanda W.B. Yeats. La tradición artística irlandesa es enorme, su capital; Dublin, es mundialmente conocida gracias al escritor James Joyce. Los antepasados irlandes tienen influencia romana y druida, pero ante todo, de forma directa proceden de los celtas. Los estudiantes de inglés en Irlanda, podrán sumergirse bajo las tradiciones históricas, un pasado que todavía vivo, atrae cada año a más y más visitantes.

Viajar a Irlanda

1. Aprender inglés en Irlanda.

Al contrario que otras urbes de Europa, las metrópolis irlandesas son un breve acompañante más del entorno, pequeñas, de gran belleza arquitectónica y repletas de cultura. Sí juntamos el valor cultural de este país con la simpatía de sus habitantes encontramos un ambiente perfecto en el que perfeccionar un idioma. Estudiar inglés en Irlanda es cada vez más demandado por las grandes facilidades que ofrece a los estudiantes.

“Amplios paisajes se camuflan con castillos, pueblos y la simpatía de sus habitantes”

Estudiar Inglés en Irlanda

En Irlanda vas a tener buena compañía. Para empezar. Algunos programas de verano ofrecen la convivencia con una familia de acogida. Estudiar inglés  con una familia nativa en alguno de los pueblos de Irlanda es ideal para los estudiantes que quieran aprender inglés de una forma segura y correcta. Los cursos de inglés en Irlanda motivan la puesta en práctica del lenguaje. Conversar, leer, dentro y fuera de la inmersión familiar permiten mejorar el nivel de inglés en un entorno inmejorable.

 

 

 

 

 

 

    Su Nombre (requerido)

    Su e-mail (requerido)

    Su Teléfono

    Asunto

    Su Mensaje

    He leído y acepto el aviso legal

    Guardar