¡Convierte tu conocimiento en habilidades prácticas!

A lo largo de tu vida académica pasas muchas horas a la semana aprendiendo y estudiando inglés: nueva gramática, vocabulario específico y una gran cantidad de reglas de pronunciación distintas, pero ¿qué pasa cuando sales al extranjero y tienes que enfrentarte a una situación real? ¿Cómo puedes poner en práctica todo lo que has aprendido en clases de manera efectiva?

A continuación, puedes encontrar 10 trucos y consejos valiosos que te ayudarán a convertir todo lo aprendido hasta ahora en habilidades reales.

 

  1. Habla, habla y habla. ¡No dejes de hablar!

La primera regla para poner en práctica tu inglés es hablarlo. Es algo que habrás escuchado en repetidas ocasiones, así que ¡no tengas miedo de cometer errores! La práctica hace al maestro, y esto también se aplica al aprendizaje de idiomas. Tienes un montón de oportunidades para ponerlo en práctica durante tus vacaciones: practícalo con compañeros de clase, con amigos que hablen inglés, busca foros o comunidades de inglés… ¡Hay mucha gente como tú que está deseando poner en práctica todo su conocimiento! Y recuerda: cuanto más hables, más confianza y fluidez ganarás.

 

  1. Mantén un diario en inglés:

Puede sonar un poco atípico, pero llevar un diario puede ser una forma efectiva de practicar tus habilidades de escritura. Escribe sobre tus experiencias diarias, tus pensamientos y tus metas. Gracias a esto podrás mejorar tu gramática y vocabulario mientras desarrollas tus habilidades de expresión escrita. ¡2 en 1!

 

  1. Sumérgete en la cultura angloparlante:

La cultura está estrechamente ligada al idioma. A través de películas y series, música o libros podrás entender mucho mejor cómo son las expresiones nativas, cómo se expresan y cuáles son sus recursos lingüísticos en función de cada situación.

 

  1. Únete a intercambios culturales:

Si tienes la oportunidad, viajar a un país de habla inglesa es una excelente manera de poner en práctica tus habilidades. Puedes echar un vistazo a todos los que te proponemos en Welcome Languages. Nuestros Cursos de inglés para jóvenes y cursos para adultos son un recurso muy bueno que te ayudará a conseguir tus metas.

 

  1. Establece metas específicas:

Establecer metas y objetivos realistas te ayudará a mantenerte enfocado. Tus objetivos pueden ser: aprobar un examen, sentirte más cómodo con el idioma o simplemente mejorar de nivel. Sea cual sea, estas metas te ayudarán a conseguir el camino más adecuado y te motivarán para seguir practicando.

 

  1. Únete a cursos y clases adicionales:

Aprovecha las oportunidades de verano para apuntarte a cursos o clases adicionales. Sabemos que las vacaciones están para descansar y divertirte, pero recuerda que mientras más practiques durante el verano, más preparado irás para el curso siguiente y más rápido mejorarás.

En Welcome Languages hemos incorporado una nueva funcionalidad: a partir de ahora podrás apuntarte a nuestro curso de inglés online. ¡Tú eliges! 2h, 3h o 4h semanales en indistintos horarios.

 

  1. Sé constante y paciente:

Aprender un nuevo idioma lleva tiempo y esfuerzo. No te desanimes si no ves resultados inmediatos. La clave es la consistencia y la paciencia. Establece una rutina de estudio regular y mantén una actitud positiva. ¡Sólo así lograrás ver grandes resultados!

 

  1. Fallarás y te equivocarás más de una vez:

No te sientas avergonzado de tus errores. Aunque parezca mentira, te lo repetimos ‘solo fallando es como verdaderamente se aprende”, solo a través de los errores podrás encontrar oportunidades para aprender y mejorar. Aprender de tus errores te llevará más cerca de tus objetivos.

 

  1. Usa la tecnología a tu favor:

Hoy en día hay muchas aplicaciones y recursos online que pueden ayudarte a practicar inglés. Utiliza estas herramientas para reforzar tus habilidades en gramática, vocabulario y pronunciación: Duolingo, Babbel, Hello Talk… Cada una te ofrece recursos muy variados. ¡Pruébalas, son gratis!

 

  1. Disfruta del proceso:

Finalmente, recuerda que aprender un nuevo idioma es como un viaje. Disfruta del proceso y celebra tus logros a lo largo del camino. Cuanto más disfrutes del proceso, más motivado estarás para continuar mejorando tus habilidades.

 

En resumen, poner en práctica lo que has aprendido durante el año en clases de inglés requiere compromiso, constancia y, sobre todo, una actitud positiva. Aprovecha todas las oportunidades para hablar, escribir y sumergirte de lleno en su cultura. Con el tiempo y la dedicación verás cómo tus habilidades en inglés se fortalecen y se convierten en una parte integral de tu vida diaria.

 

Whatsapp