Pablo fue uno de los estudiantes que han viajado para estudiar inglés en Irlanda este año, le pedimos que nos describierá en unas breves líneas como ha sido su experiencia. A continuación os dejamos con el texto que ha escrito sobre su experiencia. Esperemos que os sea de utilidad.

Estudié inglés en Irlanda

En cuanto aterrizo mi avión en el aeropuerto de irlanda, comencé asumiendo que ese era el momento en que comenzaba la excursión y desde aquel mismo instante, mi prioridad sería aprovechar el tiempo para sacar la máxima productividad durante la estancia y aprender el mejor inglés de Irlanda. La idea de pasar un verano fuera de casa tenía como objetivo profundizar y avanzar considerablemente en este idioma. Elegir el destino fue fácil, a mi regreso, comprendí que mi elección había sido la acertada. Mi experiencia con el alojamiento no pudo ser mejor, ya que conviví durante toda la aventura con una familia nativa irlandesa en la pequeña localidad de Gorey en Wexford. Voy a contaros en unas breves líneas como fueron mis días durante mi curso de inglés en Irlanda:

Las clases del programa de inglés:

Lo primero que tengo que hacer es referencia a las clases de inglés en Irlanda, en mi caso, fueron aproximadamente unas 15 horas a la semana, todas impartidas por un profesor nativo, a su favor tengo que decir, que trabajó codo con codo todos mis problemas con el idioma (Thank´s Paul). Aunque pueden parecer pocas horas, para mi fueron más que suficientes, durante  las lecciones pude resolver mis dudas y complementarlas con la práctica continua que realizaba con el idioma.

Gracias a la buena combinación de mis horarios,  los días se dividían en una primera jornada dedicada al lenguaje, con la asistencia a las clases de inglés y mi espacio de estudio individual. La segunda jornada intecalaba visitas turísticas, el tiempo con mi familia y los momentos que pasaba con mis amigos.

Gorey es muy bonito, es pequeño, con un arquitectura bien conservada, tradicional. Tiene pocos habitantes, pero esta aproximadamente a una hora de Dublín lo que me permitió hacer varias visitas a la capital y disfrutar de los días de aprendizaje en la tranquilidad de una ciudad acogedora, cercana a la naturaleza y sin tanto bullicio como la capital Dublín Al ser una población más reducida, los desplazamientos eran muy sencillos, en ocasiones iba a las clases en transporte público o con el coche de la familia, pero la mayoría de los días realizaba el trayecto andando, ya que el centro de estudios estaba realmente cerca de mi domicilio y los paseos eran muy agradables en la mañana. Caminar puede ser un buen ejercicio para aprender inglés en Irlanda, sí uno se fija en todos los mensajes publicitarios y los letreros de las pequeñas tiendas que te rodean puedes aprender muchas palabras.

Inglés en Irlanda

Una inmersión con familia nativa de inglés:

Mi familia fue muy acogedora, al principio, estaba un poco asustado, cosa de los nervios, no sabía que me iba a encontrar, sin embargo, fue un recibimiento acogedor, me esperaban a la hora de la comida para que durante nuestro primer encuentro puediera probar con ellos algunos platos típicos de la zona como el Boxty o el Colcannon, un puré de patata col y cebolla ¡Que estaba riquísimo!

Ryan y Deirdre son una pareja fantástica y su hijo Kevin se ha convertido en uno de mis mejores amigos. Fueron muy pacientes conmigo para que en ningún momento me sintiera distanciado por el idioma. He podido comprobar que hacían intercambios muy a menudo, ellos encontraban muy enriquecedora cualquier experiencia de intercambio cultural. La costa estaba a unos 7 km de distancia de nuestra casa y realizamos continuas visitas a la playa. Estoy muy agradecida por su amabilidad.

Las diferencias culturales son pequeñas, su carácter es muy alegre en general, el ritmo de vida es un poco más lento, pero en todo momento me sentí acogida como si estuviera en casa.

Algunas de las excursiones que realizamos fueron a pueblos costeros como Ballymoney o Lahore también visitamos el Parque Nacional de Glendalough y aún más importante, la ciudad de Dublín.

Toda la gestión con la familia fue muy sencilla gracias a los monitores que se encargaron de resolver todos los tramites de contacto y dudas durante el proceso, además no dudaron en preguntar durante toda la estancia como se estaba desarrollando la experiencia, esto me dio mucha seguridad y confianza.

En la casa dispuse de mi propia habitación y mi propio cuarto de baño por lo que fue como estar en el mejor de los hoteles.

Las comidas y momentos de reunión los esperaba con impaciencia, estos son una manera obligada de practicar inglés en Irlanda, porque te encuentras con personas pacientes con las que tienes confianza.

Inglés en Irlanda

Estudiar inglés en Irlanda fuera de las clases ¡Mis excursiones!

Durante las mañana acudía a las clases de inglés de forma diaria ¡Después del gran desayuno! Acudía al centro andando y los paseos en la mañana eran altamente agradables, por las tardes realizaba distintas actividades o bien con la familia, con Kevin o con algunos de los estudiantes de intercambio con otras familias, de diferentes nacionalidades por supuesto, por lo que me veía obligada a hablar inglés en Irlanda todo el tiempo. He mejorado una infinitud gracias a estas conversaciones y ahora me siento cómoda ante cualquier situación en la que tenga que poner en practica el idioma. El inglés en Irlanda no se estudia solo en el centro, se hace en cada momento,

Fuimos varias veces a Dublín, una ciudad mágica, por sus calles estrechas y canales fluye la vida de una ciudad que nunca muere. Quede impresionada con el Trinity College Dublín una de las bibliotecas más antiguas del mundo, visitamos todos los lugares emblemáticos y la familia me llevo a comer a uno de los pubs más típicos donde se reunían diferentes familias a escuchar música en directo. Fue un día que nunca olvidaré.

Visitar los lugares con personas nativas ayuda a entender la cultura del lugar y conocer los emplazamientos menos turísticos y más originales.

Toda mi experiencia fue muy enriquecedora. Altamente recomendable para cualquier estudiante que quiera aprender inglés en el extranjero ¡Anímense!

 

 

Guardar