Hay muchas razones para visitar Estados Unidos, bien es cierto, que si un país ha llenado durante generaciones los corazones de sueños, también puede hacerlo con el nuestro.

Son muchos los tópicos que inundan nuestro imaginario colectivo sobre los institutos americanos: los bailes de fin de curso, la estrella del equipo de fútbol, las animadoras, las pandillas de chicos, el cine después de clase, los paseos en bicicleta… Este engranaje de símbolos  ha desviado a un segundo plano otra realidad, ya que la educación ofertada por las instituciones norteamericanas es brillante, única y valiosa.

La belleza de las películas norteamericanas reside en que nos dejan ver tanto como puede suceder. ¿Quién no se ha imaginado caminando por los pasillos de un instituto americano alguna vez? Este instante de irrealidad nos persigue durante años. Aunque algunas generaciones hallan perdido la oportunidad.

¿Y si los más jóvenes en vez de lastrar un sueño pudieran hacerlo realidad?

Hoy en día este echo no es imposible, y, al contrario del pensamiento generalizado, no es algo caro ni dificultoso.

Este sueño del que tanto se habla tiene relación directa con las oportunidades. Sin duda son muchos los beneficios de un programa en el extranjero. ¿Por qué no preparar la maleta y estudiar un año en al extranjero? ¿Por qué es recomendable ir a EEUU a estudiar un año escolar y no elegir otro destino? 

La primera razón es el gran paso que se ejerce en la formación de tu persona.

Durante el año escolar formarás parte de un entorno multicultural en el que predominan los valores de tolerancia y respeto. Este camino, expone al estudiante los pasos a seguir para hacerse cargo de mayores responsabilidades, de madurar, ganar seguridad y aprender a manejar situaciones en un entorno diferente al que esta acostumbrado.

El primer paso siempre es el paso más difícil, pero sin duda, este ambiente favorece a que el estudiante tenga una visión más plural de la sociedad y de forma exponencial alcance unos mejores valores en su carrera profesional.

La mayoría de nuestros estudiantes, comentan que tras su regreso tienen mayor facilidad para integrarse en equipos de estudio y trabajo lo que les abre nuevos puentes multiculturales para su futuro.

¿Es recomendable ir a EEUU a estudiar un año?

 

 

Es una opción económica.

El gobierno estadounidense promueve acuerdos para que estudiantes internacionales cursen parte de sus estudios en institutos públicos, y, pone a disposición, la oportunidad de convivir con familias anfitrionas voluntarias durante los meses de estudio. Estos programas tienen precios muy ajustados, el departamento de estado concede diferentes becas para estudiar en los Estados Unidos.

Al ser un programa subvencionado no permite elegir el destino donde se desarrollará los meses de estudio, sin embargo, esto no debe parecer un inconveniente, Estados Unidos es una nación plural y cualquiera de sus estados tienen una riqueza cultural independiente.

Las plazas del programa se cierran en Marzo, por lo que si estas interesado no dudes en contactar para obtener más información sobre el programa.

Inmersión completa. Conviviendo con una familia.

Cuando el estudiante se marcha al extranjero para aprender un idioma sueña que, además de aprenderlo, llenará su mochila de historias.

Convivir con una familia nativa es un regalo para conocer una cultura de cerca, tu relación con el inglés se intensifica cada momento cuando compartes el mismo espacio con personas anglo – parlantes.

De esta manera, la experiencia no podría ser más completa, alojarte con una familia te permitirá conocer la región con personas de confianza, practicar el idioma durante 24 horas. Vivirás las festividades de otra manera, barbacoas, halloween, el día de acción de gracias, las ferias del distrito… Las relaciones que se establecen con las familias son tan fuertes que duran con el paso de los años.

¿Es recomendable ir a EEUU a estudiar un año?

 

Un sistema educativo a medida para ti

Sí muchos estudiantes se deciden por ir a EEUU a estudiar un año se debe a su forma de entender la educación. A diferencia de España, los cursos escolares constan de una rama de asignaturas comunes (Inglés, matemáticas, ciencia…) que se complementa con una serie de asignaturas optativas en la que podrás elegir el nivel de las mismas.

Sí en las películas se ven tantos estudiantes por los pasillos es porque los profesores tienen aulas asignadas y en los descansos los alumnos cambian de sala, de esta manera el estudiante  tiene un respiro y es capaz de asimilar que ha entrado a estudiar otra asignatura.

Las elecciones optativas son muchas y totalmente diferentes, fotografía, administración, informática…etc. Los profesores enseñan y motivan al estudiante, ejerce una posición de guía, siempre dispuesto a ampliar el temario y resolver dudas siempre que el estudiante lo requiera.

El trabajo en equipo es fundamental, encontrarás fuera de las aulas múltiples actividades en las que compartir intereses, grupos de periodismo, diferentes grupos de deportes…Pero eso sí, todos los institutos tienen una código riguroso ¡No intentes saltarte las normas si no quieres ser expulsado!

Es una puerta para la universidad

Ir a EEUU a estudiar un año académico es el primer paso que te abrirá las puertas a las universidades norteamericanas, que están valoradas entre las mejores del mundo y que asumirán un punto importante para tu futuro laboral.

Sí quieres saber un poco más de los programas, sobre las opciones de estudio, las becas y las opciones para mas tarde iniciarte en una universidad no dudes en ponerte en contacto con uno de nuestros expertos.

¡Prepárate para vivir durante un año una experiencia de cine!

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar