Conseguir una fluidez con un idioma es una tarea complicada, requiere tener un método de aprendizaje, concentración y paciencia. No hay una manual exacto para alcanzar tus objetivos durante las vacaciones, pero si unos pasos que te guiarán para aprender inglés este verano. A continuación algunos puntos a tener en cuenta:

Priorizar el tiempo

Es importante marcar las tareas diarias. A veces, la prioridad no está en la cantidad de ejercicios que realices cada día, si no el echo de cómo los ejecutes. El tiempo es el enemigo más importante de cualquier estudiante que quiera aprender inglés este verano, y la regla número uno es saber como gestionarlo.

Una de las claves para no perder ningún segundo del aprendizaje es tener en momento como principio la “priorización”. Para empezar, puedes estructurar un calendario y los tiempos de estudio, dividir y planificar unos objetivos concretos. Las listas en estos casos pueden ser muy útiles, empieza por los meses para tener una visión global y después organízate la semana y sus horas.

Estudiar inglés este verano no tiene que ser de forma continuada, si dispones de tiempo durante el día, no dudes en romper la rutina, escoge unas horas por la mañana y otras por la tarde, los descansos te pueden venir bien para aprender inglés este verano, se te hará más  ameno.

Objetivos realistas

No puedes pretender hablar y escribir como lo haría Charles Dickens en tan solo un par de semanas, tener los pies en la tierra ayuda a que los progresos sean constantes y se materialicen en resultados.

Los planes de estudio no se cumplen a menos que los objetivos sean alcanzables. Sí no tienes muchas actividades durante el verano, toma el estudio pausadamente, dispón de varios descansos y mantén la voluntad para volver al estudio con las pilas recargadas.

 

aprender inglés este verano

 

Frecuencia de estudio

Y, sin embargo, ¿Qué pasa si organizamos nuestro calendario de estudio en un esquema que no contenga una continuidad? Pues, que todo el trabajo a realizar no servirá para nada. En todas las disciplinas, sea cual sea, el entrenamiento es un proceso continuado, por lo que la frecuencia es un valor esencial, imaginemos un deportista que se está preparando para las olimpiadas de natación ¿Le sería de mayor utilidad nadar una jornada a la semana de forma intensiva o hacer cuatro jornadas de menor intensidad?

El cuerpo y la mente necesitan adaptación, si quieres aprender inglés este verano deberás tomar este tiempo con tranquilidad, avanzar poco a poco en el estudio del idioma y hacerlo de forma continuada.

Practica

(Para no perder lo ya conocido y  aprender inglés este verano)

Puede suceder que si no se practica lo aprendido aparezcan grandes distancias entre un mismo idioma. De nada sirve memorizar si luego con el tiempo los resultados se van a esfumar de la memoria. La mejor manera de interiorizar, es poner en practica lo aprendido. Existen muchos métodos para hacerlo, lo más recomendable es que intentes establecer contacto con personas nativas o que quieran hacer un intercambio de idiomas. Existen múltiples chats y páginas para conocer nuevas personas: Couchsurfing, interpals…etc

Las series, películas, canciones son un buen método par agilizar el oído, no dudes en poner en práctica lo aprendido en cualquier momento del día.

Exposición

Si de verdad quieres que todo lo aprendido tenga una valoración, en primer lugar, no dudes en certificar tus conocimientos. Preséntate a exámenes oficiales para obtener un título que refleje el esfuerzo y el aprendizaje obtenido, en segundo lugar, no dudes en continuar haciendo, aunque, ya en menor medida, todos los puntos nombrados anteriormente. Recuerda que existen casos de personas nativas, que después de cambiar su residencia y estar años sin hablar su lengua la olvidan casi por completo. No caigas en este error.

Aprender un idioma no es nada fácil. Esperemos que decidas darle una oportunidad a estas vacaciones y marchar al extranjero para aprender inglés este verano. ¡Te esperamos!

 

 

 

Guardar