¡Ya falta muy poco para vivir la experiencia que cambiará tu vida!

Poco a poco se va acercando la fecha de embarcarte en esta nueva aventura. Y es que estudiar un año en el extranjero es una experiencia inolvidable y…., no nos vamos a engañar, también un poco tediosa de gestionar al principio. No nos extraña que te estés sintiendo un tanto abrumado por la cantidad de documentos que necesitas recopilar y entregar.

¡Para eso estamos nosotros aquí! En Welcome Languages encontrarás ese apoyo que necesitas para gestionar toda la documentación de la mejor manera posible. Y aunque la mayor parte de estos documentos te los pueden proporcionar las administraciones correspondientes, hay uno en concreto que debe hacer el alumno/a: la carta de presentación para tu familia de acogida.

 

Carta de presentación

¿Por qué debo hacer una carta de presentación para mi host family?

¡Muy sencillo! A través de esta carta de presentación podrás expresarte y permitirás que conozcan un poquito más de ti. Ten en cuenta que será la primera impresión que reciban de ti, por lo que es importante expresarse con claridad y dar datos importantes sobre ti, tu personalidad, tus gustos, aficiones, etc.

Pero no te asustes, no debe ser demasiado extensa.

Estructura

Deberás centrarte en explicar un poco más sobre ti. Preocúpate de resaltar más tus aspectos positivos; olvídate de lo negativo, aunque desde un punto de vista realista y natural. Puedes comenzar explicando qué es lo que te ha llevado a estudiar un año en el extranjero, qué objetivos tienes, cómo te sientes, cuáles son tus expectativas al respecto (colegio, familia, amigos, etc.).

A continuación, te dejamos una idea como ejemplo para que te ayude a organizarte:

  1. Introducción. Comienza presentándote y saludando a la que será tu próxima familia durante un año. En este apartado podrás incluir datos básicos sobre ti: nombre, edad, dónde vives. El tono deberá ser en todo momento amable y educado, no es necesario que sea muy formal, pero sí deben llevarse una buena primera impresión.
  1. Desarrollo. En este apartado podrás explicar más a fondo todo lo que sea más relevante para tu familia de acogida. Puedes hablar de tu familia, tus amigos, hobbies y aficiones, qué te gustaría aprender/hacer con ellos, etc.
  2. Despedida. Es conveniente que finalices tu carta con un mensaje de agradecimiento. Recuerda que tu próxima familia te ha escogido y va a darte un hogar durante un año escolar. Una buena forma de despedirte es recordándoles las ganas que tienes de conocerlos y formar parte de su familia.

Como has podido ver, no existe una estructura definida para la carta de presentación. Desde Welcoma Languages podemos darte algunos consejos para que sea todo un éxito, pero recuerda que tú decides el contenido que quieres comunicar.

No te preocupes tanto por redactar un inglés perfecto, piensa que tu futura host family sabe que estás allí para mejorar tu nivel, por lo que no te fuerces a escribir una carta perfecta. Recuerda que el uso de frases cortas es una buena manera de reducir los errores.

Ahora que ya sabes las claves para redactar tu carta, es el momento de ponerlas en práctica. ¡Manos a la obra!