¿Cómo aprender un idioma en un año?

¿Cómo aprender un idioma en un año?

Si alguna vez has llegado a pensar que jamás serás bilingüe borra inmediatamente este pensamiento de tu cabeza. Lo primero que debes hacer para aprender un idioma en un año es no poner más fronteras, aprender un lenguaje es un ejercicio que implica esfuerzo y paciencia, así que deja a un lado tus miedos y sigue algunos de nuestros consejos.

Hay diferentes motivos que nos empujan a aprender un idioma, cada año se incrementa la demanda de trabajadores que hablen y sepan expresarse con fluidez en diferentes idiomas. Aunque, parezca una carrera contra reloj, en muchas ocasiones el tiempo que uno tiene para agilizar sus facultades con una nueva lengua son muy breves, pero aprender un idioma en 12 meses no es imposible, tan solo tienes que armarte de esfuerzo y seguir algunas rutas de trabajo:

Desvela el objetivo

Antes de sumergirse hasta las profundidades del estudio es necesario lanzarse una pregunta ¿Por qué lo estás haciendo? Encontrar un motivo ayuda a crear objetivos, con el tiempo, fortalece tu motivación, y es la única manera de poder medir los resultados.

Resuelta, pues esta primera cuestión, será más fácil marcar las pautas para que puedas aprender un idioma en un año sin grandes dificultades.

Sumergete en el idioma

Una vez marcado un objetivo, toca resolverlo, no hay un camino pautado para llegar a nuestra meta, pero el mejor método para alcanzarla es estar cerca de ella. Vivir rodeado del nuevo idioma es el primer paso para aprenderlo rápidamente.

Mas, no debes dejarte engañar, cuando decimos “sumergete en el idioma” hacemos referencia a una atención 24 horas, desde que uno se levanta hasta que se acuesta. Para empezar, puedes marcar en tu dispositivo los canales de televisión extranjera, cambiar idioma de las películas de tu cuenta de netflix, mantén fuera tu playlist en español, marcate horas para hablar con personas nativas y, comienza a elaborar tus pensamientos en dos idiomas.

Estudiar un idioma en el extranjero puede ser una de las mejores formas de estar en completo contacto con un lenguaje. Este tipo de ejercicios obligan al estudiante a poner en práctica a lo largo del día los conocimientos que va adquiriendo, la necesidad de comunicar implica que uses esta nueva lengua, sin darte cuenta comenzarás a usar nuevo vocabulario en cada conversación.

Detrás de cualquier idioma se encuentra un fin, que es el de establecer conversación, es por está razón, que no hay mejor manera de avanzar en el aprendizaje que hacerlo junto a otra persona.

Encontrar una persona que te de apoyo en los momentos más difíciles, con la que poner en común las dudas y establecer conversaciones, es un gran sustento que te puede ser de ayuda para que aprendas el idioma en un año.

Sí decides estudiar un idioma en el extranjero no hay mejor oportunidad de avanzar en tus estudios que encontrar un buen amigo nativo con el que conversar todos los días al menos un ratito.

Divierte estudiando

Sea cual sea el motivo por el que hayas empezado a estudiar una nueva lengua no te queda más remedio que poner tiempo y esfuerzo, por lo que al menos hazlo disfrutando.

Saber encajar el estudio con tus hobbies no es tan difícil, leer algún escritor que te guste en su lengua original, escuchar series de televisión en su lengua nativa o reproducir música del país de origen son los primeros pasos para hacer que el estudio sea más llevadero.

Si te gusta el deporte no dudes en poner un partido de baloncesto o fútbol de la liga extranjera donde escucharás a los comentalistas hablando rápidamente sobre el juego del equipo.

También puedes buscar juegos o aplicaciones con las que practicar, es recomendable, además, crear juegos mentales de palabras para recordar y hacer más accesible el vocabulario.

¿Cómo aprender un idioma en un año?

Escuchar es importante

Vivimos un mundo en el que nos abordan miles de estímulos, cada vez, es más difícil concentrar la atención en un elemento fijo. Mantenemos varios canales de comunicación abiertos al mismo tiempo; whatssap, messenger, instagram, a la vez que andamos, comemos o hablamos con otras personas.

Esta manera de afrontar el despertar hace que cada vez sea más difícil escuchar, y este es un acto imprescindible si queremos aprender un idioma en un año.

Busca mantener una concentración cuando escuches hablantes de esta nueva lengua, intentar captar la pronunciación, sus acentos, y si decides aprender un idioma en el extranjero mantén las orejas bien abiertas a cada conversación ajena, aunque parezcas un cotilla.

Habla contigo mismo

A veces no tenemos la oportunidad de hablar con personas que están a nuestro alrededor, por este motivo es importante establecer diálogos personales con uno mismo, ya sean en voz alta o en nuestro pensamiento.

Por una parte ayudará a que mejores poco a poco la pronunciación y pierdas el miedo cuando tengas que establecer una conversación con un desconocido y por otra concentrarás mejor tu pensamiento en otro lenguaje.

Relajate

Un curso de idiomas en el extranjero puede ser una buena manera de agilizar el aprendizaje pero en algún momento tiene que resultar estresante, sentirse bien en el entorno en el que uno esta aprendiendo es fundamental para poder hacerlo correctamente.

Tomate momentos de descanso y separalos muy bien de los tiempos de estudio, esto hará que durante algunos momentos tu mente descanse, es normal, cuando uno quiere aprender un idioma en un año que los primeros meses se tornen con muchas dificultades.

Este es un proceso largo

Aunque tengás en mente el objetivo de un año, estudiar en profundidad un idioma puede llevarte toda la vida. No te desesperés, no es un proceso sencillo, pero la recompensa es inmensa. ¡Te lo aseguramos!

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Leave a Reply